¡Apareció Adonay! la musa de la canción

 

adonay

IBAGUÉ. Cada diciembre los colombianos escuchamos música propia de la época; cada canción narra historias de amor, reencuentros o despechos. Pero existe una en particular que siempre nos ha formulado una pregunta, que hasta hoy, desconocíamos su respuesta: ¿Por qué te casaste Adonay?
Hace un par de semanas, Q’HUBO conoció que en Ibagué vive la ‘culpable’ de esta letra, quien por décadas se ha limitado a hablar sobre ese hombre despechado que le reprochó su decisión.

Fue real. Con un ‘No’ rotundo para conceder la entrevista, obtuvimos algunos detalles sobre el desamor del que fue protagonista Adonai Ardila Urueña, una hija de Ataco, que el pasado 30 de diciembre cumplió 80 años de edad.
Su hija, Nohemy Quijano, desde pequeña escuchó sobre lo estrictos que fueron sus abuelos, Heliodoro Ardila y Blanca Celia Urueña, con su madre; la disciplina a la que fue sometida se trasladó al plano amoroso.

Amor imposible. Eran los años 50 en Planadas, cuando Adonai tenía cerca de 25 años y conoció a un hombre de raza negra, soldado del Ejército Nacional, con quien inició una relación:
“Ella tuvo un novio que mis abuelos no querían, ellos siempre le prohibieron esa relación. Él le pidió a mi abuelo que los dejara casar y dijo que no. Además, lo humilló porque no era una persona ilustrada, era costeño y no era de tez blanca”. Con esta negativa, él viajó a Bogotá para iniciar estudios universitarios, pero antes, le pidió que lo esperara hasta que terminara su carrera, y ella accedió. Siempre estuvieron en contacto a través de poemas, detalles y cartas de amor:
“Mi mamá vivía muy aburrida porque mis abuelitos eran muy cansones, entonces conoció a mi papá, él le propuso matrimonio y ella se casó bajo presión”, resaltó Nohemy. Pasados algunos años, el enamorado regresó y se encontró con la triste realidad:
“Él decide ir a su ciudad natal, no sin antes dejarle una carta donde plasma la letra de la canción (‘Adonay’) que para sorpresa de ella, una década después, la escuchó en la radio”, explicó Fredy Quijano, uno de sus hijos.

Sin contacto. Huyendo de la violencia, Adonai y su prometido Leonardo Quijano se casaron en Playarrica y a partir de ese momento no volvió a saber de aquel hombre. Los esposos se trasladaron para Ibagué y tuvieron seis hijos. Ella fue modista pero luego se dedicó a los quehaceres del hogar. En la actualidad, vive en el barrio Santa Ana con dos de sus hijos.

Un misterio. Adonai le tiene prohibido a sus hijos decir el nombre de su “amor escondido”, pero según sus relatos, fue un político influyente en Colombia y falleció hace algunos años. Sobre la carta, la protagonista de esta historia aseguró que ya no existe. Nohemy le pidió que la dejara buscar en un baúl que posee, pero le dijo que ‘No’.

Share

Noticias Recientes

Suscríbete

Recibe contenido diario con nuestra suscripción mensual.

Danos tu opinión