Media vida ha sido para Tolima

Gabriel Camargo Salamanca hoy está cumpliendo 80 años de vida. Fotos: Archivo El Nuevo Día/Q’Hubo – Colprensa – Tolima 7 Días. El tiempo – Suministradas.

Edwin Gutiérrez qhuboibague@gmail.com

Hoy lunes 23 de mayo, el empresario, exsenador de la República y mayor accionista del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, cumple 80 años de vida. Q’HUBO recuerda sus inicios como avicultor junto a su esposa, la exgobernadora de Cundinamarca, Leonor Serrano de Camargo; la llegada de ambos como inversionistas al equipo de Ibagué a finales de la década del setenta, su faceta como ganadero y su recorrido por la política, en el que ocupó varios cargos de elección popular. 

Empresario avícola y ganadero 

Gabriel Camargo Salamanca nació un sábado 23 de mayo de 1942 en Tunja. Estudió electrónica durante algunos meses y en su juventud fue un destacado deportista que llegó a ser subcampeón nacional de atletismo universitario en los cien metros planos. 

Años después, conformó una familia con la licenciada en matemáticas oriunda de Zapatoca (Santander), Leonor Serrano de Camargo, unión que en 2021 completó 60 años y de la cual nacieron tres hijos: Gabriel, Catherine y César Alejandro.

En 1960, ambos vivían en Fusagasugá y la profesora Leonor Serrano comenzó a dictar algunas clases particulares, hasta que una de sus alumnas la convenció de incursionar en el negocio de la avicultura. 

Fue así como cambiaron una casa que a ella le habían dejado de herencia, por una finca en la cual montaron el primer galpón. Luego solicitaron un crédito de 30 mil pesos a la Caja Agraria y emprendieron un viaje a Estados Unidos, donde compraron mil 800 gallinas para la producción de huevos; pero durante el viaje de dos días a Colombia, 600 de los animales murieron. 

Con las aves que sobrevivieron, se dedicaron a producir huevos y a venderlos al por menor en la plaza de mercado del pueblo, ya que debían pagar el crédito solicitado para invertir. Este primer fracaso los llevó a trabajar de manera constante, tanto en labores de granja como en ventas. Tiempo después, lograron que una reconocida empresa de concentrados les permitiera distribuir sus productos en la región y para esto, montaron un almacén en Fusagasugá, donde empezaron a vender otros insumos para la industria avícola.

Luego dejaron definitivamente el negocio de la producción y venta de huevos y fundaron la empresa Colombiana de Incubación (Incubacol), a través de la cual se dedicaron de lleno a la reproducción de aves y a la venta de pollitos de un día de nacidos y gallinas reproductoras. 

En una entrevista que Camargo le concedió a El Nuevo Día en 2021, recordó que ser productor de una línea de carnes lo llevó a destacarse en el sector a nivel internacional debido a que manejaban los mejores animales, tenían abuelas para producir aves de raza y en 1970, fundaron el laboratorio Colombiana de Biológicos, con el cual fueron los primeros en el país en producir una vacuna contra el cáncer de las aves o enfermedad de Marek.   

En la actualidad, siguen en el negocio de la genética, incubación, producción de pollo y venta de abuelas reproductoras y desde hace 20 años son representantes y distribuidores de Cobb en Colombia, una línea de aves con presencia significativa en el mercado nacional debido a la efectividad de sus pollos de engorde. 

La familia Camargo Serrano, además de la industria avícola y las inversiones en el Deportes Tolima, también son dueños de la ganadería San Gabriel, una empresa que se dedica a la cría de ganado puro de la raza Cebú desde hace 40 años. 

El máximo accionista del equipo celebra la obtención del título de la Copa Colombia en 2014.

Faceta como político 

Gabriel Camargo Salamanca, además de su vida como próspero empresario y dirigente deportivo, también fue elegido concejal de Fusagasugá, diputado de Cundinamarca y en 1994 aspiró al Senado por el Movimiento Somos y obtuvo una curul gracias a los sufragios de miles de ciudadanos de Cundinamarca, Boyacá y Tolima, los departamentos donde sacó la mayor votación. En el Congreso estuvo durante dos períodos consecutivos, hasta 2002, año en el cual decidió retirarse de la actividad política para dedicarse de lleno de nuevo a sus empresas 

Durante su paso por el senado, integró la Comisión Tercera, donde gestionó alrededor de $5 mil millones para la ampliación del estadio Manuel Murillo Toro, de los cuales la Administración municipal destinó $800 millones para remodelar la tribuna noroccidental y el dinero restante lo tuvo que devolver por varios inconvenientes. 

En 1995, cuando Camargo llevaba un año como senador, su esposa, Leonor Serrano, fue elegida gobernadora de Cundinamarca por el Partido Liberal y se convirtió en una baronesa electoral pues ya contaba con trayectoria como concejal y alcaldesa de Fusagasugá. En 2002, ella aspiró al mismo cargo y obtuvo una curul, la cual ostentó hasta 2006. 

Su llegada al Deportes Tolima 

Camargo durante sus primeros años como inversionista y dirigente del Deportes Tolima.

Gabriel Camargo Salamanca llegó al Deportes Tolima en 1979, época en la que el equipo atravesaba una situación difícil a nivel financiero y deportivo luego de un año de malos resultados. Camargo era socio de Eduardo Robayo, quien a su vez era el mayor accionista de Kokoriko y por esos días estaba construyendo el edificio que lleva el mismo nombre y está ubicado en la esquina de la carrera Tercera con calle 12 de Ibagué. 

El arquitecto que construyó el edificio de Kokoriko era amigo del entonces presidente del Tolima, Héctor Rivera (Q. E. P. D.), quien junto a Eduardo Robayo visitaron a Camargo en Bogotá y lo convencieron de invertir en el equipo que por esos días había emitido acciones por $10 millones con la intención de conseguir nuevos inversionistas que lo salvaran de la mala situación económica que atravesaba. Del paquete de acciones, Robayo adquirió $4 millones y don Gabriel otros $4 millones. 

Ese mismo año y gracias a la inversión de otros $4 millones de pesos que realizaron los nuevos socios, llegó al Deportes Tolima el argentino Víctor Hugo del Río, el jugador más cotizado del fútbol profesional colombiano en aquella época. 

A esa contratación se sumó la del técnico uruguayo José María ‘Chema’ Rodríguez, los paraguayos Pablo Elmo y Édgar Ozuna, el también argentino Óscar Quintabani, entre otros jugadores de renombre. 

Ese sería el inicio del proceso de transformación del equipo, que en 1981 lo llevó a obtener el subcampeonato del torneo colombiano de la mano del técnico Ramón Rodríguez y jugadores como el arquero y actual técnico Hernán Torres, Gilberto ‘Alcatraz’ García y Wilson Americo Quiñones. En 1982, de nuevo quedó subcampeón y llegó a disputar la semifinal de la Copa Libertadores. 

En 1983, Camargo se fue del equipo y dejó la parte administrativa y deportiva en manos de otros socios. Diez años después y debido al desorden con el cual se manejó la organización, en 1993, el Deportes Tolima descendió a segunda división. 

Ese mismo año Gabriel Camargo decide regresar y ponerse de nuevo a la cabeza del club, logrando retornar a primera división la tarde del miércoles 14 de diciembre de 1994, un año, un mes y siete días después de permanecer en la Primera B, esta vez de la mano del técnico Humberto ‘El Tucho’ Ortiz. 

Luego de 43 años, y tras la obtención de tres títulos del Fútbol Profesional Colombiano, uno de Copa Colombia, uno de Superliga, varios subcampeonatos y participaciones en torneos internacionales, se puede decir que Gabriel Camargo Salamanca le ha dedicado la mitad de su vida al Deportes Tolima. 

Share

Noticias Recientes

Suscríbete

Recibe contenido diario con nuestra suscripción mensual.

Danos tu opinión