¿Tensa calma o inicio de cambio?

Ciudadanos de El Espinal reclaman presencia de un comando permanente de Policía en la ciudad. Fotos: Archivo El Nuevo Día- Q’Hubo.

Espinalunos desean que la calma que se vive no sea momentánea.

REDACCIÓN Q’HUBO

qhuboibague@gmail.com

La segunda ciudad del Tolima se ha visto afectada durante los años más recientes por la proliferación de bandas de microtráfico, hurtos en diferentes modalidades, homicidios y hechos violentos que han generado una sensación de poca tranquilidad en los habitantes de la ‘Ciudad de la Tambora’. Según habitantes, es mejor no salir a determinadas horas o evitar circular por ciertos sectores.

Q’HUBO ha registrado en diversas oportunidades las desafortunadas noticias que se han reportado en El Espinal en los últimos meses. Por esta razón, quisimos escuchar las voces de diferentes actores del municipio, su percepción y qué se ha propuesto que los ciudadanos se sientan más seguros en su ciudad.

Estrategias deben perdurar

Iván Rojas, exconcejal de la ‘Ciudad de la Tambora’, indicó que aunque este año ha habido unos picos altos de inseguridad en algunas temporadas, en el mes más reciente (septiembre) la situación ha sido de relativa calma. “Ha habido operativos de la Policía y presencia del Ejército en zona rural. Si bien es cierto que las autoridades han hecho su trabajo, se debe avanzar en materia de investigación judicial y aumentar el pie de fuerza, pues este se queda corto”, aseguró.

Tanto la zona urbana, como los sectores rurales se han visto perjudicados por el accionar de grupos delincuenciales que llegan armados hasta las viviendas y predios con el fin de hurtar los bienes de los propietarios.

“Si no se logra impactar las bandas, no habrá resultados. Eso es lo que se ha pedido desde los órganos de control. Hablamos con el Comandante de la Sexta Brigada, la idea es mitigar el impacto de la delincuencia en el sector rural”.

Añadió el político, que los operativos de la Policía han llegado a barrios de alta incidencia delincuencial como Santa Catalina y Santa Margarita María, lo cual, según destacó, se ha dado como resultado de un consejo de seguridad efectuado en la ciudad y del llamado de líderes a las autoridades.

“Los altos índices de sicariatos y hurtos generan impacto negativo en el comercio y los visitantes, espantan a los turistas. Los domingos ya la gente ni siquiera salía al parque, había miedo de ingresar a establecimientos donde se venden bebidas alcohólicas. Las noticias generan pánico, pero son cosas que se deben saber en los medios”, dijo Rojas.

El excabildante, por último, concluyó que el impacto debe darse con programas y estrategias de largo plazo que redunden en la reducción de hechos delincuenciales.

Un comando descentralizado

Un poco más escéptico, el presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio del Suroriente del Tolima, Jaime Melo, quien hace algunas semanas hizo pública la preocupación de los gremios de la zona, aseguró que la situación de orden público en El Espinal no se solucionará solo con operativos, si bien destacó el accionar de las autoridades.

“Eso puede ser como un pesebre con luces intermitentes. Ha pasado antes, mandan personal de la Policía Departamental, pero con los días se vuelve a lo mismo. Este es un corredor difícil, que incluye municipios con muchas problemáticas como Flandes, y que requiere de la presencia de una comisión que aporte soluciones de fondo”, dijo el Directivo.

Además, agregó que debería haber un comando operativo permanente de la Policía Departamental en el municipio y que como mínimo debería haber un comando en el Norte y otro que se ocupe del Sur del Tolima, que abarca más de la mitad de la extensión departamental. “Solo Chaparral es más grande que todo el Quindío, no es posible seguir atendiendo todo desde Ibagué”, expresó el Ejecutivo.

Al parecer cuando se envían policías al municipio, las condiciones de hacinamiento son fuertes, a falta de sitios donde hospedar a los uniformados, quienes con el pasar de los días se ven obligados a regresar a la capital.

Por su parte, una habitante de la ‘Ciudad de la Tambora’, le indicó a Q’HUBO que tanto la ampliación temporal del pie de fuerza, como los operativos policiales sí han generado en las últimas semanas una percepción de acompañamiento a la ciudadanía.

“Aquí se sube el índice cuando se presenta tanto sicariato. En una sola semana han llegado a asesinar hasta a seis personas. En los últimos días ha estado más tranquilo, pese a que continúa el raponeo”, indicó la ciudadana.

Zona rural y agricultores no se han escapado de hechos de inseguridad.

Zona rural no es inmune

La compleja situación de seguridad que ha vivido El Espinal afecta al perímetro urbano y a la zona rural. Los campesinos no se han salvado de los delincuentes que en más de una ocasión se han presentado en fincas y viviendas de las veredas con arma en mano, dispuestos a saquear y violentar a quien se les atraviese.

“La economía local también es muy dependiente del sector agrícola, que se ha visto afectado. Los campesinos temen salir de noche. Las máquinas hay que sacarlas en cama baja por carretera nacional, pues si se dejan en las fincas, las atacan”, detalló Melo.

Y agregó: “Usocoello tiene 14 mil hectáreas sembradas. En muchas oportunidades, cuando los campesinos van a recoger sus cosechas, vienen personas armadas, los intimidan y se las llevan, ocasionándoles pérdidas”.

Jaime Melo, presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio del Sur y Oriente del Tolima.

Los más recientes hechos registrados

-Conductores de carga pesada preocupados por inseguridad en La Variante de El Espinal. Delincuentes pinchan llantas para atracar a los transportadores. (Octubre 3).

-En sicariato fue asesinado Jorge Luis Tovar Martínez, conocido como ‘Coco’, de 24 años de edad. El hombre tenía antecedentes judiciales. (Septiembre 5).

-Preocupación por robos a estudiantes del megacolegio Mariano Sánchez a las horas de salida de la institución. (Septiembre 2).

-Sujetos quedaron registrados en cámaras de seguridad al momento de hurtar elementos de una joyería en el Centro de la ciudad. (Agosto 26).

Los más recientes operativos han generado sensación de acompañamiento. Foto de ilustración.

DATO

Según lo expresado por Jaime Melo, presidente de la Cámara de Comercio de la zona Suroriente, la cifra de homicidios en El Espinal superaría el promedio nacional.

Iván Rojas, exconcejal de El Espinal.

TOME NOTA

La Alcaldía del Espinal también implementó la estrategia denominada ‘teléfono rojo’, una línea en la que los ciudadanos pueden denunciar delitos como hurtos, homicidios y tráfico de estupefacientes. El número es 608 2487277.

DATO

Q’HUBO intentó dialogar con la Secretaria de Gobierno del municipio, pero no fue posible.

Share

Noticias Recientes

Suscríbete

Recibe contenido diario con nuestra suscripción mensual.

Danos tu opinión